es:company:News & Events:Company:From the production line to a line of code 2020.21.0.0 ES/ES

De la línea… a la línea de código.

Cinco operarios, cuatro meses y un proyecto que ejemplifica la transformación laboral e industrial que viviremos en los próximos años y en la que el talento interno juega un papel clave: de la línea de montaje a la línea de código. Un programa pionero para formar en software a estos trabajadores e incorporarlos como programadores júnior en SEAT:CODE. “Lo que pretendemos es demostrar que somos capaces de mover gente que está actualmente en la fábrica y cambiarles el rol, sus vidas y su futuro a través de la tecnología para que puedan aportar en un escenario diferente”, explica Carlos Buenosvinos, responsable de SEAT:CODE. Esta es la historia de un gran reto.

26 de junio, adiós a la línea.

El talento interno es un valor seguro por su compromiso con la cultura corporativa.

En el taller 8 de SEAT Martorell, Óscar Orellana se dedica a colocar cinturones, traviesas y módulos de airbag. “Entré hace nueve años a través de la Escuela de Aprendices y he ido desempeñando diferentes funciones en la línea de produción... ¡hasta hoy!”. En el laboratorio de electrónica, Adrián Hitos comprueba por última vez que las máquinas funcionan correctamente. “Empiezo un nuevo rumbo tanto personal como profesional. Estoy orgulloso porque, entre todos los candidatos, he sido escogido”, sonríe satisfecho.

Requisito: pasión por mover el futuro.

“Siempre he soñado con ser programador, así que cuando supe del programa no lo dudé. Era mi oportunidad”, explica Adrián. Para inscribirse, los candidatos debían ser empleados de SEAT, tener interés por la programación y cierto nivel de inglés. Después, empezó un exhaustivo proceso de selección. “Lo que buscábamos es lo que siempre requerimos en SEAT:CODE, actitud. En lo que más nos fijamos es que les brillasen los ojos cuando hablasen de tecnología, de cambiar el futuro”, mantiene Buenosvinos. Explica que, durante las entrevistas, uno de los candidatos contó que había diseñado un sistema propio de telemetría conectado con algunos coches que tenía que reparar y que otro había montado un sistema de WIFI independiente para geolocalizar carros en los talleres. Así es como fueron seleccionados, junto a Óscar y Adrián, Miguel Ángel Pablos, Óscar Lara y Pablo Pardo.

29 de junio, en la línea de salida.

“Buenos días, vamos a trabajar con vosotros para reconvertiros en programadores”. Con esta bienvenida a GeeksHubs Academy* da comienzo el curso intensivo. 16 semanas durante las que profesores especializados en IT (Tecnologías de la Información) formarán a los 5 candidatos en los conocimientos de software necesarios, tanto de front-end (interfaz de usuario) como de back-end (modo administrador). “Tengo algo de incertidumbre por el gran reto que se presenta ante mí”, asegura Adrián. “Estoy muy motivado, porque voy a encaminarme hacia uno de mis grandes objetivos”, añade, por su parte, Óscar.

Apostando por el talento interno.

“Estamos viviendo una transformación sin precedentes y, para afrontarla, en SEAT pensamos que el mejor talento es el que tienes dentro, muy comprometido y que ya conoce la cultura de la compañía. Además mandamos el mensaje a todos los empleados de que contamos con ellos para los nuevos retos”, explica Ismael Lara, responsable de Culture,Learning & Development de SEAT. “Creemos firmemente en que las personas que van a pasar por este proceso pueden ampliar su potencial de impacto en SEAT”, añade Buenosvinos.

13 de octubre, en la recta final.

La renovación laboral e industrial es clave para afrontar los retos de la era digital.

Ya instalados en SEAT:CODE, los 5 candidatos encaran las 3 últimas semanas de la formación. “Ha sido muy intenso, mucho temario y muy rápido, un reto duro pero asumible”, comenta Adrián. “Unas semanas muy emocionantes, cada día hemos aprendido algo nuevo y hemos hecho equipo, apoyándonos unos a otros”, sostiene Óscar. Ahora, sin embargo, deben volar totalmente solos, sin apoyo alguno, con un proyecto final individual que presentarán ante un jurado.

Rozando la línea de meta.

Para Ismael Lara, se ha superado con creces la curva de aprendizaje prevista. “Están completamente preparados para trabajar como desarrolladores júnior, por ejemplo, de las aplicaciones de SEAT Mó o de software para optimizar la logística de la compañía”. Les queda muy poco para saber si lo han logrado y entran a formar parte del equipo de SEAT:CODE. “Me siento capaz de formar parte de un equipo de programadores y estar a la altura”, asegura Adrián. “Aquí empieza mi futuro desarrollando aplicaciones y webs junto a SEAT”, concluye Óscar.

Los abanderados.

Ellos han sido los primeros, pero no los únicos. “Este programa es solo el principio de un camino que vamos a seguir durante años”, asegura Lara. “El potencial de impacto que tienen estos nuevos roles dentro de la compañía es altísimo. Si apostamos por que más empleados puedan pasar por este proceso, esto generará un diferencial de gran magnitud y, con otras compañías optando por esta oportunidad, el resultado será un entorno altamente competitivo”, concluye Carlos Buenosvinos,  responsable de SEAT:CODE.

Los 5 elegidos:

Oscar Lara de Liz: Tiene 44 años y trabaja en SEAT des de el año 2005. Hasta hace unos meses era conductor de máquinas SIT.

Pablo Pardo González: Se incorporó a SEAT en el año 2004. Cumplidos los 45, ha cambiado su puesto como conductor de máquinas por este proyecto piloto.

Miguel Ángel Pablos Moreno: Trabajador de chapistería hasta el mes de junio. Tiene 42 años y forma parte de SEAT desde el año 2011.

Adrián Hitos Jiménez: 26 años. Se incorporó a SEAT en 2013 y hasta su incorporación al programa de formación trabajaba como técnico de Mantenimiento en montaje.

Oscar Orellana González: Ha cumplido 25 años y ya lleva 8 años en SEAT, desde 2012.  Era operario de la línea de montaje de los SEAT Ibiza y Arona.

La necesidad de transformar talento, en 5 datos:

  1. Un 47% de los empleos actuales desaparecerán en los próximos 25 años, según un estudio de la Universidad de Oxford. Por el contrario, se crean nuevas profesiones ligadas a la digitalización.
  2. El 66% de los compradores de nuevos coches utilizan las páginas web de los fabricantes como principal fuente de información, según el informe ‘The Future Enterprise’ de la empresa de estudios británica EY.
  3. Un coche eléctrico tiene 100 millones de líneas de código, más que un caza F35
  4. En unos años, la tecnología del coche por lograr la mayor conectividad supondrá un 50% de su valor.
  5. El coche conectado del futuro generará 25 GB de datos a la hora, según EY.