• La conectividad 5G ofrece información predictiva a los conductores para agilizar y mejorar sus decisiones
  • Las cámaras y los sensores de la infraestructura urbana se comunican con el coche conectado
  • Con la tecnología 5G al volante, se podrían evitar un 69% de los accidentes

Prever el futuro y evitar los posibles accidentes antes de que ocurran. No, no es ciencia ficción. Es el vehículo conectado 5G y funciona así.

¿Qué es el 5G?

Es la 5a generación de conectividad de red. Para los usuarios, el 3G supuso por primera vez un ancho de banda de alta velocidad para conectarse a Internet desde sus teléfonos móviles. La llegada del 4G multiplicó la velocidad por 500 y permitió consumir vídeos online y archivos más pesados Ahora, con el 5G se espera que sea 1000 veces más rápido que el 4G y veremos por fin cómo el Internet de las cosas toma forma.

Detección de obstáculos en la carretera: siempre por delante

"Hasta ahora, el coche sólo ofrecía la información que el conductor podía ver. Ahora, gracias a la tecnología 5G en Smart cities, recibirá información del entorno urbano antes de que la vea el conductor," indica César de Marco, ingeniero de SEAT. El modelo conectado 5G es capaz de detectar peatones, ciclistas y obstáculos estáticos, de modo que los conductores obtienen información predictiva que les permite agilizar y mejorar sus decisiones.

Cámaras, sensores y señales. Smart cities:

Este vehículo se comunica con los dispositivos que se integran en la infraestructura de las ciudades, como cámaras, señales luminosas y sensores infrarrojos. Por ejemplo, los peatones son detectados mediante cámaras conectadas a los semáforos. La información se envía a la red 5G y, a continuación, al coche, para que este avise al conductor.

"En el caso de los ciclistas, puesto que se desplazan más rápido, utilizamos otras tecnologías. Se añaden dispositivos electrónicos a la bicicleta y pequeños indicadores electrónicos a la infraestructura urbana," afirma de Marco.

¿Cuál es la velocidad del 5G?

"Con la conectividad 5G, el tiempo de reacción desde que el coche detecta un obstáculo hasta que este se comunica es de unos 5 milisegundos", según de Marco. Una de las características de la tecnología 5G es su baja latencia, o el tiempo que tarda la red en responder a una orden. Por ejemplo, el ser humano tarda unos 150 milisegundos en responder al tacto, la vista o el olfato.

Redes, servidores y big data para Smart cities:

La eficacia de los vehículos que cuentan con tecnología 5G para conducir depende de la del entorno en el que se encuentren. En primer lugar, las administraciones locales y las empresas de telecomunicaciones deben poner la infraestructura de las ciudades en funcionamiento. "Estamos actualizando las redes de nuestros sistemas y vamos a acercar el desarrollo de nuestros servidores al usuario final", indica Leticia López portavoz de Telefónica. "Además, utilizamos una aplicación de gestión de tráfico que ofrece datos en tiempo real."

Tecnología que salva vidas:

Se calcula que los peatones, ciclistas y conductores de motocicleta suponen la mitad de los fallecidos en accidentes de tráfico en España. Con la llegada de la tecnología 5G en coches, estos siniestros se podrían reducir en un 69 %, según las asociaciones automovilísticas internacionales 5G.

SEAT
es la única compañía que diseña, desarrolla, fabrica y comercializa automóviles en España. Integrada en el Grupo Volkswagen, la multinacional, con sede en Martorell (Barcelona), exporta el 80 % de sus vehículos y está presente en más de 80 países en los 5 continentes. En 2018, SEAT vendió 517.600 coches, la mayor cifra en los 68 años de historia de la marca.

El Grupo SEAT cuenta con más de 15.000 profesionales y tiene tres centros de producción: Barcelona, El Prat de Llobregat y Martorell, donde fabrica los exitosos Ibiza, Arona y León. Además, la compañía produce el Ateca y el Toledo en la República Checa, el Tarraco en Alemania, el Alhambra en Portugal y el Mii en Eslovaquia.

La multinacional cuenta con un Centro Técnico, que funciona como un hub del conocimiento que acoge a 1.000 ingenieros centrados en desarrollar la innovación del primer inversor industrial en I+D de España. SEAT ya ofrece la última tecnología en conectividad en su gama de vehículos y está inmersa en un proceso de digitalización global de la compañía para impulsar la movilidad del futuro.