Martorell, 21/01/2016. – Aunque la tabla cromática Pantone cuenta ya con miles de colores, en SEAT existe el equipo de Color&Trim que se dedica exclusivamente a crear las nuevas tonalidades cromáticas que vestirán los coches del futuro. Para ellos el sentido de la vista es básico porque tienen que conseguir que los colores que crean seduzcan a los futuros clientes y sean un motivo determinante de compra.

“Nosotros empezamos a trabajar tres años antes de que el coche salga en la serie. Lo primero que hacemos es estudiar las tendencias que pueden marcar el futuro y cuando decidimos sobre qué gama cromática tenemos que trabajar, empezamos a hacer pruebas y diferentes formulaciones”
comenta Jordi Font, responsable del departamento de Color&Trim de SEAT.

El proceso es largo y nada queda al azar. Este departamento lleva a cabo más de 100 formulaciones previas antes de decidir si un color es apto para entrar en la serie. Después de meses de trabajo empiezan las pruebas sobre el vehículo: “invertimos más de 1.000 litros de pintura para ver cómo queda el color sobre el coche y después empiezan los estudios para analizar cómo se refleja bajo la luz solar y también en la sombra”. Siete capas de pintura recubren cada uno de los vehículos para que el color sea homogéneo y resista todas las inclemencias meteorológicas.

Sobre las tendencias de futuro, Font opina que “hasta ahora los colores habían sido más planos pero las tendencias apuntan a que los coches tengan colores más sofisticados, con más efectos cromáticos. Hacia ahí nos dirigimos”, comenta.

El equipo de Color&Trim vive estrechamente vinculado al sentido de la vista: “Nosotros trabajamos en el mundo de los sentidos porque diseñamos emociones. Es cierto que los colores ya existen, pero nosotros le damos carácter, le damos personalidad”, sentencia Font sobre una profesión que tiene como objetivo la seducción a primera vista.