SEAT ALTEA. PREMIADO POR SU SEGURIDAD

Gracias al sistema de iluminación adaptable (AFS), los faros opcionales Bi-Xenón del SEAT Altea siguen el movimiento de rotación del volante, proyectando su luz allí donde la necesitas. Las luces antiniebla con función cornering tienen una finalidad parecida; al recibir la señal de activación, el faro antiniebla ilumina el lado de giro. Equipadas de serie, iluminan la zona a la que pretendes girar. Al igual que el sistema de luz diurna, también hace que tú seas más visible para los conductores que vienen de frente. Únicamente con Bi-Xenón opcional.

La seguridad tiene tanto que ver con el agarre en carretera como con la protección. Y en este sentido, el SEAT Altea se adelanta a los de su clase. Esto se debe a su eje trasero multibrazo y al control electrónico de estabilidad (ESC), que está conectado con el sistema de control de la tracción (TCS). La última versión del TCS tiene sus sensores en el sistema de frenado antibloqueo (ABS) que evita que las ruedas se bloqueen a velocidades altas o bajas. Esta combinación, sencillamente, hace que las malas carreteras se vuelvan buenas. Además, hablando de frenos, el SEAT Altea viene con la asistencia de frenada de emergencia (EBA) que maximiza la potencia de frenado en el menor tiempo disponible y enciende las luces de emergencia según la disminución efectiva de la velocidad. Al mismo tiempo, se ha equipado el retrovisor interior con un dispositivo antideslumbramiento que evitará que las luces de los coches que van detrás te cieguen.

Queda por mencionar que al SEAT Altea se le ha otorgado la valoración máxima de seguridad del NCAP, cinco estrellas. Seis airbags vienen de serie, y también dispones de la opción de airbags en los asientos traseros a la altura del tórax. Y si tienes o quieres tener familia, el ISOFIX viene de serie, lo que quiere decir que se puede enganchar el asiento de tus hijos directamente al chasis.