SEAT será la primera marca de automóviles de Europa en integrar en sus vehículos el servicio de voz interactivo Amazon Alexa. Así lo ha anunciado la marca española en el marco del Salón del Automóvil de Fráncfort. El servicio interactivo por control de voz estará disponible a finales de este año en los modelos León y Ateca, y en el Ibiza, el Arona y el gran SUV durante el año 2018.

Lanzado al mercado en 2014, Amazon Alexa, se integra ahora en los coches de SEAT ofreciendo al conductor la conectividad más avanzada con las 20.000 ‘skills’ que incluye gracias al programa abierto que invita a los desarrolladores a expandir y evolucionar continuamente las capacidades de Alexa.

Amazon Alexa, mediante comandos de voz, permitirá al conductor de SEAT optimizar su tiempo en el coche: gestionar la agenda personal, buscar canciones, localizar puntos de interés, escuchar noticias en tiempo real o encontrar el concesionario más cercano, entre otras funciones, todo bajo un estricto protocolo de privacidad. En su primera fase de integración, Alexa podrá utilizarse en inglés y alemán, los dos idiomas en los que actualmente está disponible el asistente.

“Integrar Amazon Alexa en nuestra gama supone un gran impulso en el ecosistema digital y de conectividad de SEAT y sin duda contribuye a posicionar a la marca como front-runner del vehículo conectado en Europa”, ha señalado Luca de Meo, presidente de SEAT. Además, añade que “La tendencia en servicios de voz es cada vez mayor y por ello queremos que esté disponible para nuestros clientes”.

“Nos complace que SEAT incorpore Alexa en sus vehículos”, ha compartido Ned Curic, vicepresidente de Amazon Alexa Automotive. “Creemos que la voz es una gran parte del futuro y especialmente en el entorno del coche. Pulsando un botón en el volante, los clientes de SEAT podrán preguntar a Alexa por su música favorita, las últimas noticias destacadas, controlar su ‘casa inteligente’ y mucho más”.

Premiere mundial del nuevo Arona

Amazon Alexa no es la única novedad con la que SEAT llega a Fráncfort. El salón del automóvil alemán es también el escenario de la presentación oficial de los nuevos modelos de la compañía. 

Uno de los grandes hitos de SEAT durante este salón es sin duda la presentación internacional y el inicio de la comercialización del SEAT Arona, con un precio de salida de 15.990€. El nuevo SUV compacto, después del Ibiza, es el segundo coche fabricado con la plataforma MQB A0 que SEAT implementó por primera vez dentro del Grupo Volkswagen. Presentado en junio de este año en Barcelona y fabricado exclusivamente en Martorell, las primeras unidades de este Crossover se entregarán a los clientes en noviembre.

Arona destaca por su diseño, su gran altura y anchura, sus dimensiones de crossover compacto, sus enormes posibilidades de personalización y la tecnología más avanzada en seguridad y conectividad. El crossover compacto es la continuación de la mayor ofensiva de producto de la historia de SEAT tras el Ateca, la actualización del León, el nuevo Ibiza y el nuevo SUV de 7 plazas que llegará el año que viene. 

SEAT presentará en Fráncfort el Digital Cockpit (cuadro de instrumentos digital), una incorporación destacada en el Arona, el León ST CUPRA, el Ibiza y el Ateca. Gracias al nuevo Digital Cockpit, que se implantará a principios de 2018 primero en el León y el Ateca, seguido más adelante del Ibiza y el Arona, la instrumentación no solo tiene un diseño más moderno y versátil, sino que también aportará una mejor funcionalidad. Por último, el sistema de sonido BeatsAudio™, una marca que reúne energía, emoción y pasión y que ha cambiado la manera en que la gente escucha música, está ya disponible en el Ibiza y el Arona. A finales de año, también estará disponible en el Ateca y el León.

CUPRA: listo para pasar al siguiente nivel

Además de la presentación de Arona, SEAT ha sorprendido con el exclusivo León CUPRA R, el coche más potente de la marca de edición limitada que cuenta únicamente con 799 unidades en el mercado y que estará disponible a finales de 2017. Disponible con cambio manual (310 CV) o DSG (300 CV) —ambos con seis velocidades y tracción delantera—, en su carrocería destacan los detalles exclusivos en fibra de carbono en los spoilers delantero y trasero, en los faldones laterales y  en el difusor posterior. CUPRA R incluye detalles en color cobre en los retrovisores exteriores, las llantas, los pasos de rueda y el frontal de nuevo diseño con unas poderosas entradas de aire.

CUPRA ha evolucionado en sus 20 años de historia con la línea de coches deportivos y de gran performance que ha sabido conquistar a los conductores más exigentes. En 2016, por ejemplo, las ventas del León CUPRA superaron las 9.000 unidades anuales, alcanzando así un 2% del total para SEAT. En los primeros siete meses de 2017 las ventas del modelo ya han superado las 5.000 unidades y se espera alcalzar las 10.500 hasta finales de año.

Bajo este contexto, SEAT planea llevar el espíritu CUPRA más allá del propio coche, creando un universo entorno a la marca que incluya experiencias únicas con los futuros coches, merchandising y partnerships. Este nuevo ‘mundo CUPRA’ incluirá también una red específica de concesionarios SEAT en los que se integrará un espacio diferenciado de la marca y donde los clientes podrán probar los modelos deportivos.

Wayne Griffiths, vicepresidente Comercial de SEAT, ha compartido que “desde sus inicios, CUPRA ha sido un símbolo de evolución e innovación para SEAT con una estrecha conexión entre el circuito y la carretera”.Griffiths destaca también que “en algunos mercados como el alemán, el principal para SEAT y donde CUPRA tiene una gran aceptación, las ventas suponen un 10% de la cifra total del modelo Leon. Este escenario nos motiva para llevar CUPRA al siguiente nivel”.

Gas Natural Comprimido para el nuevo Ibiza

Por otra parte, y después de sus versiones con motor GNC del León y el Mii, SEAT lanza un nuevo modelo con esta motorización: el nuevo SEAT Ibiza 1.0 TGI, una prueba más de la fuerte apuesta de SEAT en Gas Natural Comprimido, como alternativa de combustible limpio y eficiente. 

El GNC combina lo mejor de ambos mundos, el diesel y la gasolina ya que emite 85% menos emisiones de óxido de nitrógeno en comparación con los motores diesel. Asimismo, disminuye las emisiones de CO2 en un 25% en comparación con los motores de gasolina y elimina casi todas las partículas en suspensión.

El 1.0 Ibiza TGI tiene tres depósitos disponibles, uno para la gasolina y dos para el GNC, que en combinación proporcionan una autonomía total de 1.200 kilómetros (390 con GNC) y con emisiones de C02 en modo GNC de sólo 88 g/km. El SEAT Arona tendrá su versión de gas comprimido a finales de 2018.